3 juegos de mesa después de Catan

Juegos que recomendamos después de haber jugado a Catan y Carcassonne

Nuestra primera aproximación al mundo de los juegos de mesa suele ser a través de los grandes juegos clásicos. El Parchís, La Oca, el Monopoly... son juegos a los que hemos jugado des de bien pequeños, pero en lo que quizás el azar es un factor demasiado decisivo a la hora de proclamar un vencedor. Por eso cuando entramos en contacto con nuestro primer juego de mesa moderno nos sorprende la variedad de estrategias que se pueden seguir, la interacción entre jugadores y, en general, las sensaciones que experimentamos.

Si nos preguntamos cuál es el primer juego de mesa que probamos, muchos de nosotros responderíamos que fue Catan y, en menor medida, Carcassonne. Son dos juegos que consideramos los dos grandes clásicos modernos de los juegos de mesa. Dos juegos que es casi obligatorio probar. Son los grandes introductorios para todo el mundo que no ha probado ningún juego moderno, pero no tenemos porqué limitarnos a jugar solo a estos dos juegos. Por este motivo os proponemos tres juegos de mesa más allá de Catan y Carcassonne.

Stone Age

Stone Age

Stone Age es un juego ambientado en la edad de piedra en el que cada jugador tiene que explotar los recursos de la zona para conseguir hacer crecer su tribu y conseguir el máximo de puntos al final de la partida.

El juego se desarrolla por turnos y en tres fases.

Primero todos los jugadores tienen que colocar sus trabajadores en los diferentes lugares habilitados en el tablero para conseguir materias primas, mejoras de herramientas, alimento, cultivar campos, procrear, construir cabañas o comprar cartas de civilización.

Una vez todos los jugadores han colocado sus trabajadores se pasa a la siguiente fase: realizar las acciones asignadas. Si la acción es de recolección de materiales, el juegador lanza un dado por cada trabajador asignado. Se suman los resultados y se divide por el coste del material. Ejemplo: La madera tiene un coste de 3. Si la suma de nuestros dados es 16 obtendríamos 5 maderas.

Si la acción era de mejora de la tribu (agricultura, herramientas o procreación) directamente se obtiene el beneficio.

Si la acción era de construcción de cabañas o de compra de cartas de civilización se tienen que pagar los costes especificados.

Seguidamente todos los trabajadores tienen que conseguir alimentar a sus trabajadores. Cada uno consume un alimento. Si no son capaces de hacerlo, se tienen que pagar tantos materiales como trabajadores no puedan ser alimentados. En el caso de que un jugador no disponga de materiales suficientes pierde 10 puntos directamente.

La partida se acaba cuando se acaba la pila de cabañas para construir o cuando y ano quedan cartas de civilización para llenar los espacios del tablero destinados a cartas. Se hace el recuento de puntos y el jugador con más puntos es el ganador. Las cabañas dan puntos de victoria directos y las cartas de civilización dan puntos en el recuento final.

El componente de azar no es tan elevado como en otros juegos ya que la mejora de herramientas sirve para mejorar las tiradas de dados y no quedarte un turno sin poder hacer nada. El tablero es muy atractivo visualmente y muy ordenado, hecho que ayuda a que jugadores no experimentados en un juego de colocación de trabajadores y gestión de recursos puedan jugar una primera partida de forma fácil y comprensible.

Stone Age tablero

Stone Age

Nº de jugadores: 2-4
Edad: 10+
PVP: 45 €
Editorial: Devir
Autor:  Bernd Brunnhofer
Disponible para probar en Via Lúdica.

Comprar Stone Age

Dominion

Dominion

Dominion es un juego en el que la mecánica se impone por encima de la temática. Los jugadores tienen que construir su reino reclutando trabajadores, ampliando sus reservas de oro y comprando terrenos para expandirse.

Este juego es el que creó la mecánica que se conoce como deck-building game o construcción de mazos. Todos los jugadores comienzan con la misma configuración de cartas iniciales en su mazo: siete cartas de moneda de cobre y tres puntos de victoria. Éstas servirán para comprar más cartas de la reserva central que se irán incorporando al mazo que iremos creando. El objetivo del juego es conseguir crear un mazo que te permita comprar las cartas de terrenos que son las que dan más puntos de victoria al final de la partida. El jugador con más puntos se proclama vencedor.

El punto realmente fuerte del juego nos lo encontramos en la mecánica. Cada turno robaremos cinco cartas de nuestro mazo y podremos hacer una compra y una  acción. Como al inicio de la partida no dispondremos de cartas de acción, durante los primeros turnos solo podremos comprar. La carta que compremos la descartaremos a nuestra pila de descartes juntamente con todas las cartas que hayamos jugado y que nos hayan sobrado de la mano. Por tanto no conservaremos ninguna carta para turnos posteriores. Una vez que lo hayamos descartado todo, volveremos a robar cinco cartas y en nuestro turno volveremos a hacer una compra. Como empezamos con diez cartas en el mazo, en el momento de robar cartas para hacer nuestro tercer turno nos encontraremos con que no nos quedan cartas para robar. En este momento lo que haremos será mezclar la pila de descartes para crear un nuevo mazo y entonces robaremos las cinco cartas. Las cartas que hemos comprado previamente ahora si que entrarán dentro del mazo y cuando las robemos las podremos usar. Poco a poco mejoraremos nuestro mazo y tendremos acceso a las mejores cartas y a los puntos de victoria.

Otro punto característico del juego es que cada partida es diferente. El juego incluye veinticinco cartas diferentes que se pueden incluir en la reserva central, pero ésta se conforma solo con diez cartas. La combinación con la que se juegue es la que determinará el estilo de la partida y las estrategias posibles.

Dominion

Dominion

Nº de jugadores: 2-4
Edad: 8+
PVP: 40 €
Editorial: Devir
Autor: Donald X. Vaccarino
Disponible para probar en Via Lúdica.

Comprar Dominion

Colt Express

Colt Express

Colt Express es el reciente ganador del premio al Juego del Año en España, así como también del premio Spiel des Jahres alemán.

Este juego nos lleva al lejano oeste. Cada jugador controlará a un bandido con una habilidad especial que tendrá que intentar hacerse con el máximo botín posible. La acción del juego tiene lugar en un tren en 3D que previamente tendremos que montar sobre la mesa. Nuestro bandido se desplazará tanto por dentro de los vagones del tren como por encima recogiendo botín, disparando y golpeando a los otros jugadores y llamando al Marshall.

En función del número de jugadores se jugará un determinado número de rondas. Para cada ronda robaremos una carta de tren que nos dirá cuantas acciones podremos realizar y si las tenemos que jugar de manera que las vean el resto de jugadores o en secreto. Es aquí donde encontramos el punto fuerte del juego. Tendremos que programar nuestras acciones en función de lo que veamos que hacen el resto de jugadores. Cada uno irá jugando sus cartas de acción en una pila, pero no realizará las mismas de forma inmediata, sino que no se resolverán hasta que todos los jugadores hayan planificado todas sus acciones. En determinadas rondas, el tren pasará por túneles oscuros que nos impedirán ver que hacen el resto de jugadores. En el momento en el que todo el mundo haya jugado las cartas que le corresponden, se le dará la vuelta a la pila de cartas y se comenzarán a resolver las acciones de los jugadores.

Podemos haber trazado el plan perfecto en el que nos movamos de vagón, cojamos el botín, disparemos a un rival y huyamos, pero las acciones de las otros jugadores nos pueden desbaratar los planes. Quizás un jugador coge el botín antes que lleguemos o nos dan un puñetazo y nos desplazan de vagón haciendo que cuando nos movamos vayamos a donde no queríamos y disparemos al aire.

Colt Express

Colt Express

Nº de jugadores: 3-6
Edad: 8+
PVP: 30 €
Editorial: Asmodee
Autor: Christopher Raimbault
Disponible para probar en Via Lúdica.